viernes, 21 de abril de 2017

FORMANDO LA CONCIENCIA

FORMANDO LA CONCIENCIA
Por: Pavlusha Luyando Joo
policlinicosagradafamilia@gmail.com
Lima- Perù

La libertad se debe educar conforme a los dictámenes de una recta conciencia, por ello es necesario formar una buena conciencia en los niños.
La libertad con una conciencia mal formada, es origen de innumerables males para la persona y para la sociedad.
La formación de la conciencia es una de las tareas más delicadas y difíciles que existen, porque tal y como vamos a educar desde pequeños a los niños, así será la sociedad más tarde; pues no hay que olvidar que la sociedad es la suma de individuos.

Lamentablemente en la actualidad por la diversidad de criterios, no todos están dispuestos a seguir los caminos correctos para educar, la visión relativista en el mundo correcto hace creer que todo es válido, que toda idea se debe aceptar (por más aberrante que sea) y que no hay nada que cuestionar.

Hoy incluso; el término “intolerancia” se aplica indiscriminadamente hasta en quienes alzan su voz (con razones justificadas) contra algunas formas de proceder, o ideas erróneas que pueden afectar el bien común, sobre todo a la educación de os niños.

Pero..¿Qué es la conciencia?
La conciencia es la inteligencia del hombre, que dictamina la moralidad de sus acciones, que distingue entre lo lícito y lo ilícito, lo que debe hacer y lo que debe evitar.
Procurar vivir con moralidad es algo muy importante, para el bien común. En un sociedad en, la falta de respeto así mismo y al prójimo, donde no se obedece las líneas de autoridad, donde no hay respeto a lo histórico ni a lo sagrado; se convierte en un sociedad decadente e influye en las contradicciones sociales, ya que los individuos viven en desarmonía; sin un plan común, por lo caótico que resulta vivir anárquicamente como cada uno se le antoja, derivando corrupción en todos los estamentos de la sociedad.
Una sociedad en donde no se traza adecuadamente la dirección en cuanto a los valores que se quiere, se torna decadente.

Por ello formar la conciencia es muy importante, porque ella es el testigo, y el juez; la conciencia es Dios que habla la verdad en el corazón de los hombres. Guiarse por una recta conciencia es indudablemente seguir la voluntad divina.
La conciencia es el núcleo, es el sagrario del hombre, es la voz que resuena en lo más hondo del alma.
Allí el hombre, se decide por el bien o por el mal, escoge entre el triunfo y la derrota, entre el sacrificio o la renuncia. La conciencia es el guía, que señala el camino seguro.

Una conciencia que no es recta, se deja llevar por el capricho y se aparta de las normas de la moral. La conciencia a veces se puede equivocar, por ignorancia invencible, es decir; la persona ni siquiera cae en la cuenta de que la tiene; a pesar de que intuye y donde los medios para darse cuenta pero no logra disiparla. Las acciones echas por un conciencia errónea carecen de culpa.

Sin embargo el hombre muchas veces no pone empeño en averiguar qué cosa es lícita o ilícita y entonces su ignorancia es culpable; ya que su ignorancia puede disiparla pero no quiere.
Los actos cometidos por una conciencia culpablemente mal formada serán culpables también.

La conciencia se puede cegar por el hábito de hacer el mal, la costumbre de hacer cosas inmorales adormece la conciencia. El mal produce un efecto fatal en la conciencia de quien lo comete. Poco a poco la persona no distinguirá entre el bien y el mal, o en los peores casos le dará igual.

La educación moderna no debe basarse solamente enseñar conocimientos. La tarea crucial en la actualidad es enseñar a clasificar la gran cantidad de conocimiento que se tiene; ya que no todo conocimiento es bueno sino se puede discernir si es para el bien o para el mal.

El mal ejemplo generalizado es también un factor importante, por ello los padres deben examinar cuidadosamente el criterio de las personas que rodean a los hijos, apartar de ellos a gente que tiene el criterio torcido y que puede generar un mal en los hijos.

Pero ¿Qué es lo bueno y que es lo malo?
Para encontrar la respuesta debemos primero ubicar un punto de referencia. El punto referencial es importantísimo; ya que de ello depende encontrar la verdad:
“Amarás a Dios sobre todas las cosas y la prójimo como a ti mismo”, en eso se resume la enseñanza para encontrar la verdad. Dios al centro de todo; condición indispensable para poder discernir.

De esta forma en cualquier área de desarrollo humano; sea en cualquier oficio, actividad o profesión, o simplemente en lo más cotidiano de nuestras actividades; a través de esa enseñanza podremos encontrar el verdadero camino; esa será nuestra conciencia.

Tarea de los padres y maestros: formar la conciencia. Condición indispensable: tener bien formada la conciencia propia. El lenguaje más eficaz: el ejemplo.
El enemigo principal de la conciencia: Los mismos padres, si ellos no tienen la conciencia bien formada, será imposible que formen a sus hijos.

En muchos casos es imposible que la persona pueda discernir sola, es necesario la ayuda, la dirección de personas piadosas de moral intachable, para ello no es difícil darse cuenta donde están, sus obras se reflejan siempre el bien.  

Procuremos educarnos, para cultivar nuestra conciencia y poder orientar a las nuevas generaciones, de ello depende el futuro de nuestra nación.
No hay decisión más irracional en las personas que buscan el bien para sus hijos; que dejarlos al libre albedrío; o que los eduque la televisión, la radio o el Internet.

Si analizáramos con justa rectitud todos estos argumentos, encontraríamos la respuesta del porque el mundo hoy está como está…

En el mundo de hoy, se hace el mal sin creer que se hace el mal, con lo cual no queda espacio para el arrepentimiento ni para la enmienda.

No hay comentarios:

EL CONSUMO DE PORNOGRAFÍA POR INTERNET INFLUYE EN LA ESTABILIDAD DEL MATRIMONIO

EL CONSUMO DE PORNOGRAFÍA POR  INTERNET INFLUYE EN LA ESTABILIDAD DEL MATRIMONIO Fuente: ZENIT.org El creciente consumo de pornografí...